Recortes en el agua

31 agosto 2009

Mamá, quiero ser funámbula

Soy un gráfico de Wall Street,
el pentagrama del bolero de Ravel,
la cordillera andina,
la fosa de Las Marianas,
el skyline de Dubai,
las aguas de Yellowstone,
la boca de una orca,
la vida de un avión
...

por eso quiero ser funámbula... para conseguir llegar al otro confín, donde se hayan las aguas mansas, y apoyar los dos pies bien seguros.

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dice...

A veces la excesiva seguridad y las aguas mansas, impiden que te arrojes a un océano de nuevas experiencias. Algunas serán buenas, otras malas, pero las vivirás y te enriquecerán.
Es mejor arrepentirse de lo que has hecho que de aquello que no hiciste por miedo.
Es algo que me ha costado mucho comprender.

Saludos, bella Dama!!!

8:42 p. m.  
Blogger rosa5169 dice...

No estoy de acuerdo contigo en dos cosas:
1. el agua mansa sí abre nuevas experiencias, pero diferentes, sólo que pueden o no ser las que te apetece vivir.
2. para mí, es mejor no arrepentirse sino estar satisfecho, tanto de haber hecho como de haber dejado de hacer.
Pero no espero que nadie me comprenda cuando digo estas cosas...

11:16 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home