Recortes en el agua

01 septiembre 2011

Gatas en celo

Es una pena que una mujer esté tan insegura que su único recurso para defenderse sea atacando a otras que "merodean" a su pareja. No voy a hablar de los hombres porque aún no se me ha dado el caso.

Perseguir a una mujer, increparla, hablarle sin respeto de lo que "tiene que respetar", decirle que cualquier cosa que haga debe ser "lejos de mi pareja", amenazarla, o simplemente colocarse forzadamente donde cree que le corresponde, para que se sepa que "hay propiedad" son signos de tremenda inseguridad en ti misma. Es una verguenza que una mujer con un hombre que la quiere a su lado no debería cometer y menos para mantenerle ahí, con ella.

Creo que mejores recursos son la reconquista, el hacerse valer, poner en valor el respeto, la confianza, la complicidad y la comunicación ejercitándolos. La mejor defensa no es convertirse en una gata en celo y atacar; la mejor defensa es reforzar la seguridad en ti misma sin necesidad de aplastar a otras. El camino nunca va a estar despejado, y si no quieres echar tu vida espantando a gente que por otra parte podría aportarte mucho (quién sabe), si no quieres dedicar tu vida a perseguir a otras descuidando el fundamento de tu relación que es el amor a tu pareja, concéntrate en mejorar lo que tienes, que algo está pasando y no estás prestando atención.

Chicas, os animo a estar más seguras de vosotras, a atarles liberándoles, a dedicaros más tiempo a vosotras, y a estar un poco más orgullosas de que vuestra pareja sea objeto de deseo de otras.

Respétate a ti misma y, si le respetas, confía en él.

Digo yo.

Etiquetas: , , , ,

1 Comentarios:

Blogger 5 de enero dice...

Gracias.

12:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home