Recortes en el agua

21 abril 2009

Hoy le cedo la palabra a una amiga de un foro

Nuestras relaciones ¿son como semillas o son como hogueras?

Nuestras relaciones pueden ser una hoguera fugaz o pueden ser semillas que plantamos para asistirlas y cuidarlas mientras crecen.

Todo lo que agregamos para alimentar el fuego se va consumiendo –pasiones, deseos expresados en la avidez de los sentidos, promesas que seducen o fascinan o convencen, compromisos hechos bajo el arrebato de la ilusión-hasta que las llamas dejan de arder porque no tenían su propio fuego.

Esas relaciones se agotan –tizones humeantes que luego serán ceniza dispersada por el viento y la lluvia-y también se agota algo que nosotros sentíamos como real y duradero.

Las relaciones que empiezan como semillas son cautelosas. Brotan sin prisa, sin ruidos, fuertes en su vulnerabilidad. Se extienden y se ramifican exuberantes bajo las caricias de la vida. Y estamos presentes atentos a su bienestar, incansables, constantes protectores.

De pronto nos damos cuenta que han crecido y muestran sus frutos y sentimos algún fuego de gratitud y de alegría en nuestro corazón.

Son un hermoso árbol de raíces profundas y de robusta solidez que puede sobrevivir por sí mismo a pesar de la inclemencia de las estaciones.

Podemos preguntarnos: ¿Cuáles de nuestras relaciones son una fogata donde crepita y se consume la leña que no podrá retoñar? ¿Y cuáles son semillas que crecen reverdeciendo y llenándose de hojas y frutos mientras la vida se expresa en sus incontenibles cambios?

Graciela E. Prepelitchi

Y es que comparto cada letra, palabra y frase.

Etiquetas: , , , ,

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dice...

...comparto también cada letra, palabra y frase... Bs a RdM

2:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home