Recortes en el agua

17 febrero 2009

Es más saludable tener una aspidistra viva

Acabo de leer de nuevo "Que no muera la aspidistra", de George Orwell, uno de mis libros favoritos.

La negación de una persona a simplemente vivir lo que la vida le ofrece, en defensa de sus ideales le lleva a casi desaparecer. Lo que cree que da sentido a su vida le lleva casi a dejar de ser persona, a estar solo, a dejar de amar, a dejar de sufrir y a dejar de ser feliz.

A veces convertimos lo más importante en lo único y no permitimos desarrollarse otras facetas de nuestra vida. Creemos que tenemos que estar solos para ser nosotros mismos, y al final los gusanos se devoran nuestra soledad.

La negación de uno mismo puede parecernos la única manera de respetarnos y de desarrollar los valores en los que creemos.

No os contáré cómo acaba el libro...cada uno debe descubrir cómo aprovechar su vida.

Yo he descubierto que es más saludable tener una aspidistra viva.

Aún espero.

*En esta línea también Vinicius de Moraes escribió en "Tomara" que "es mejor sufrir acompañado que vivir feliz solo"...

Etiquetas: , , , , , , , , ,

5 Comentarios:

Anonymous Anónimo dice...

Uffff RosadelMar, esa última frase de Vinicius de Moraes es impactante, y golpea diretamente a ciertas decisiones que hemos de tomar en la vida. ,,,Sufrir en compañia o ser feliz en soledad,,,. Abres una interesante reflexión en mi mente. Saludos

5:48 p. m.  
Blogger el lector dice...

Pues sí, es mejor tener, cuidar, una aspidistra, que viva, que verdezca y que la veas verdecer.

Hace falta que la aspidistra te admita, no obstante.

9:32 p. m.  
Anonymous Anónimo dice...

Pues si, es preciso ser admitido para tener, cuidar y ver verdecer a la aspidistra. También es preciso querer ser admitido, pero en cualquier caso, si no se es admitido se abre la cuestión sustancial que plantea tu reflexión, y que es calibrar si se quiere sufrir en compañia o se prefiere una soledad feliz,,,

9:10 a. m.  
Anonymous Rosadel Mar dice...

Lo importante, creo, es no estancarnos en nuestro comportamiento habitual, y estar abiertos a nuevas vías de actuación. De cualquier modo, aunque los cambios nunca son fáciles, lo más importante es que uno quiera realmente hacerlos. Hay veces que la aceptación de modelos antiguos que más o menos nos sirven matan las aspidistras aunque ellas nos quieran también...

12:27 p. m.  
Anonymous Anónimo dice...

Todos los cambios son complejos, y aquellos que nos vienen dados lo son aun mas, sin la menor duda, puesto que no hemos tenido la opción de elegirlos. Tras los cambios, como bien dices no es bueno estancarse en el comportamiento habitual e investigar otros metodos de acción personal es interesante. No es bueno "matar" a las aspidistras, a ninguna, no sea que alguna nos quiera,,,

1:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home